30 de octubre de 2014

Nos hundimos en la brutal realidad de nuestra existencia, te siento y te toco pero no comprendo, abrumados por la duda ¿Cuándo fue que se marcharon los sentimientos?, ¿Cuándo fue que se desechó el recuerdo? 
Simple como volver con nuestras mitades y dejar de ser uno entero y consiso, permitiendole al presente colmarnos de enfrentamientos. Un día eramos los dos y al siguiente vos o yo, y quién ganaba y quién perdía, quién se quedaba y quien se iba. Si mi corazón se asociara a un sinonimo de fragilidad, no se me permitiría seguir en esta vida, porque más fuerte que él una tormeta y más batalla que el sol, vos.


¿Cómo olvidar el día en que nos desconocimos?