13 de febrero de 2014

Me presento como la mala directora de la película de mi vida, donde el amor es una ficción que deja mucho que desear.
A veces, busco mis momentos, otras, el tiempo pasa y no lo vivo. Amar o no, no es la cuestión, sino vivir. Amar vivir y vivir amando, se juegan las dos, la ropa se hizo para elegir cual usar, mientras elegimos que comer y que musica escuchar, no se elige si vivir o no, no se elige si amar o no, pero si se usa una se usa la otra, sino no juguemos.
Y me pienso, a oscuras decidiendo, entre el amor y la vida, mientras dejo de vivir y de amar.

Donde hay amor, hay vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario