10 de noviembre de 2011

Si ya abandonamos. Si todo lo dejamos ir y lo que quedaba tuvo su vigencia, ahora que creemos que el mundo seguirá indiferente si ya no figuramos en él. 
No se niega a apostarle a la vida, ya no desatiende sus intereses por un contratiempo de esos que lo hacían ver como un punto de sobra en todas las líneas. Y sí, ahora sabe adjuntarse a sus días viviéndolos de la mano con las horas, una por una, acompañando cada suceso y absorbiendo toda satisfacción, recordando siempre mantener los pies sobre la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario