30 de enero de 2011

[Le confié la clave para hacerme reir, le admití que podía descontrolar todos mis sentidos y le conté cómo, hasta le dije lo bien que me hacía contar con su amor y todo me lo dio. 
Ahora sabe exactamente como hacerme feliz y no necesito más, no pido más.]

1 comentario:

  1. que lindo es cuando uno pide algo y el otro te lo da. en especial eso!

    ResponderEliminar