26 de enero de 2011

En dos lugares del mundo estabamos nosotros, y un parte de nuestro corazon decía que le pertenecia al otro.
En algun momento se nos ocurrio que podríamos llegar a estar juntos y hubo algun tiempo que lo pasamos pensando en los dos como uno.
Ahora somos uno ocupando nuestro lugar en el mundo y nuestros corazones nos pertenecen con mutua marca registrada.
No podemos dejarnos y sería una locura pensar que sería de los dos si no nos tenemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario