25 de diciembre de 2010

Un recuerdo sin garantías. 
No se devuelve, no se cambia, no se modifica, pasa a ser de tu propiedad y no se acepta ningún tipo de quejas.
Consejo: recordarlo como el mejor sin presentar arrepentimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario