15 de noviembre de 2010

No juegues con el precio de la traición

Se cree que no podes ver cuando no te puede entender, cuando no soporta saber que no puede ponerse en tu lugar. Cuando cree que lo que ve de afuera es todo y después, si hay más, anda a saber.
Yo no dejé de ser yo, yo no cambié, si no te tomaste el tiempo de conocerme antes, ahora no intentes empezar a descifrarme solo porque tengo algo que nunca antes tuve, o porque quizas, nunca me viste así.
No quiero pensar que te molesta que yo esté bien, no quiero creer que estas mal cuando sabes que estoy en buenas manos, no quiero tampoco imaginarme que queres que todo termine. Pero si, por favor, dame los motivos para justificarme el por qué.
Noto que desde que me ves tan bien te empesinas con atacarme y yo se que lo podría tolerar todo el tiempo necesario pero eso sí, haceme entender tus razones.
No te quise perder, y sí, digo quise porque siento que sos una de las cosas que estoy empezando a perder. Aún así, supe que te perdía desde un momento cuando todo empezó, porque no sentía que tenia tu apoyo, no me contenías y el poco tiempo que pasábamos juntas dicutiamos siempre de lo mismo.
Lo que menos quiero es hacerte entender que tengo razón, porque puede que sea así o puede que no, yo sé, yo me doy cuenta que no estoy haciendo mucho por mantener nuestra relación pero aún así no significa que no las ame y que no quiera estar con ustedes, sólo quiero que entiendas que es la época, que no estoy haciendo las cosas bien con respecto a nosotras pero vos tampoco te esforzas por ayudarme sino por recordarmelo contastemente generando angustia y dándome muchas no-ganas de hablarte.
No creo ser la peor basura tampoco y siento que, conociéndote, sé lo que haces por mí y lo que haces por vos, y cada vez que lo pienso me llena la duda,  si te importa más lo que piensan, lo que saben, si te importa siempre tu imagen y quedar bien, antes que ganarte mas amor de tus amigas por cubrirlas hasta con la persona más cercana a vos.
Y analizando bien la situación, andá a saber, andá a saber si alguna vez te importo saber mi versión o mi verdad, si te importaba como y que sentía, te empecinaste con tu cuentito y allá yo.
No necesito dar ningún tipo de explicaciones y dicho sea de paso, cada vez siento que tengo mas razón, te conozco cada vez más y más y siempre aumenta el miedo que tengo de darme vuelta y que hables mal de mí, porque sé como sos y sé lo que haces, pero no me voy a empezar a quejar ahora porque siempre supe que eras así, así te conocí y así fuiste mi amiga, eso yo no lo voy a cambiar pero date cuenta que así llegas a menos que yo, que quizás sentís que yo no valoro mis amistades pero creeme que así tampoco las estas valorando. Si sos amiga, sé AMIGA, y si no llegas ni a la mitad de la palabra no te gastes en intentarlo, porque con el intento no se llega a nada, si siempre que hago algo mal pensas en como te puede llegar a afectar a vos y valla y pase lo que me este pasando.
Podría llenar el universo de palabras, tengo infinitas cosas para decirte, millones buenas y otras millones no tanto, te gustaría saber las buenas pero en mi momento de bronca quisiera decirte todo lo que me esta anudando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario