11 de agosto de 2010

difícil de enteder.

Puede decirme que me espera hasta el fin de los tiempos, que no me va a dejar y que si vamos de la mano todo va a salir bien. Pero nada es así, no lo siento para mí y él bien sabe que no va a ser feliz a mi lado.
"Respetá mis tiempos" era lo unico que le pedía solo para engañarnos de que ibamos a terminar felices hasta que el tiempo lo determine, pero no, sinceramente yo no nesecitaba tiempos y mucho menos pensar, porque sabía muy bien qué era lo que quería y en lo que quería no entraba ni una letra de su nombre. No más que para no lastimarlo le mentía y le hacia raras jugadas, intentaba que me deje de querer de una manera no tan directa pero mi objetivo principal era que se canse, busqué mil maneras de evitarlo hasta que se olvide levemente de mí, pero nunca le dije que quería que terminaramos, porque su concepto de terminar era un "chau, ni nos vimos", temía que me odiara y detestaba que eso fuera inevitable...

No hay comentarios:

Publicar un comentario