27 de agosto de 2010

Él y sus inmaduras actitudes se unieron para formar la gota que colmó el vaso y así darle por seguro que en unos segundos se le puede caer el mundo abajo y nadie se enteraría, y si así fuera ¿A quienn le importaría?
Un amor en pasado y una herida mortal en presente.
Cuando él, ni pensaba en decirle un "tequiero" ella ya lo estaba sintiendo..
Le decía que la amaba pero ella sabia que lo estaba amando aún más.
Ahora la lastimó y ella le obsequió su venganza, lo que en ella fue una simple herida será en él un traicionero puñal, por jugar con la ingenuidad de aquella cruel niña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario