14 de julio de 2010

Nada le importa y la convence dejando todo en manos del tiempo que, 
supuestamente todo lo arregla,
dijo un día alguien para justificar su fracaso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario