26 de mayo de 2010

No hay otra manera, seguiré y me mantendré firme, pero usted, se lo pido, no regrese y olvide todo lo que hemos vivido, no funcionó y por lo tanto... Nunca pasó.
Lograremos que este recuerdo sea ignorado, no valen la pena las cenizas de un fuego que nunca ardió y usted fue la chispa que falló.
Renovemos el odio con el que comenzamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario