26 de marzo de 2010

Puedo evitar que se de cuenta lo que pasa por mi cabeza con respecto a nosotros , puedo no hablarle cuando necesito sólo su "hola", pero jamás voy a dejar de engañarme a mi misma, que algún día estaremos juntos... No es más que un merito imposible (entre tantos) que trato de analizar de vez en cuando y así no asumirlo. Para el nada pasa y nada va a pasar, porque nada es nada y si cuando le digo "nada" tan solo se imaginara que eso es un "algo" seguiría siendo, para él, no mas que un "algo" que nunca va a pasar y si vamos al caso, tampoco se lo imagina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario