14 de abril de 2009

Apuesta infame

Si, de aquellos jugadores compulsivos, ya no queda nada, nuestra competencia ya perdió, y aun así solo quedamos tú y yo. Solos, en este sinico juego en el que los dos finjimos para ganar, tu diciendo ser esa persona que más me ama. Sabes que te nesecito, y abandonandome esta partida puede terminar. Y yo demostrandote un amor cruel, que no es mas que un proyecto inventado por mi propio ser para que usted, se sienta querido y feliz. y es ahí cuando empieza la mano final, esta mujer lo empieza a abadonar, usted sin nada de mí que le haga bien mal, se va debilitando lentamente y ahí daré el ultimo paso, la apuesta perfecta, en la cual quedarías en la ruina.
Usted, en este juego moderno, se ha dado cuenta que sin mi existencia no hubiera descubierto este amor de película, esos en los que hay coincidencias y coincidencias, pero esas tantas coincidencias en esta relacion, son creadas por mí, para que usted, hombre iluso, crea que su destino esta marcado y que soy su amor correspondido.
La moraleja de este juego la invento usted, y sabe bien que sin mí no gana y sin mí no pierde.
Hombre, vamos has tu ultima apuesta, tu tiempo terminó, y las estrategias ya estan preparadas, los dos estamos bien informados uno del otro, nos conocemos y sabemos como esto va a terminar.
Hombre, ya es hora, la victoria nos espera. Si pierde, ganará, y si gana, perderá.
Hombre, vamos gane, que si gana este juego me pierde, y se libra de esta cadena de minerva amarga.
Hombre, prueva perder, y me tendras a tus pies, pidiendo perdon por lo que te hice alguna vez.
Hombre, no te dejes ganar, que si lo haces, caeremos en una fría soledad, que eterna será.
Hombre ya es hora, la victoria nos espera.
Si pierde, me ganará, y si gana, me perdera.
Vamos, líbrate de esta cadena de minerva amarga, que tanto te hizo mal.
Las apuestas fueron echas, yo gané y me reserve la estrategia, no hay duda, soy mejor, pero que hay de vos, de mi y de nosotros? Lo sabemos, tengo el poder, veremos que decidiré.
Feliz puedo ser haciendote sufrir, o aburrida puedo vivir, haciendote feliz.
Hombre, ya es hora, la victoria es mía, perdiste y me ganaste, ahora.. qué será de nuestro futuro?
Hombre, provó perder, mi perdon ya le estoy debiendo.
Hombre, la fría soledad morirá y no la veremos nunca, nunca más.
Hombre, la victoria es mia, a tus pies estoy y..
Juntos, vamos a lograr que seas feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario